Guacolda Antoine Lazzerini: Maestra y Educadora















Voy a ocupar este espacio para un testimonio personal. Aunque estas páginas están pensadas más bien para una reflexión técnica y académica sobre la administración de la cultura y las políticas públicas, me obliga el llamado de la sangre y la sentida admiración que me despierta mi colega en las aulas universitarias y más querida tia abuela, doña Guacolda Antoine Lazzerini, de muy bien llevados cien años. Pues, a comienzos de abril del 2008, doña "Guaco" como la llaman sus cercanos completó la centuria frente a una nutrida familia y más y mejores amigos que quisieron acompañarla.
A esa cita no pudo llegar mi abuelo, don Wido Sigifredo Antoine Lazzerini, a quien NSJ llamó a su costado tras una larga enfermedad.
Con una dilatada experiencia universitaria como profesora de Matemáticas, Geometría y Estadística, tanto en universidades como en colegios a los que accedió muy pronto como docente en una época de nuestra historia donde no era habitual la presencia de mujeres en las aulas, Guacolda Antoine se labró un nombre en la enseñanza universitaria chilena.
Hace unas horas, la facultad de Ciencias de la Universidad de Santiago de Chile, heredera histórica de la antigua Universidad Técnica del Estado y de otras instituciones señeras en la educación superior chilena, le entregó una medalla al Mérito Científico al distinguirla con el más alto honor que dispensa esa unidad.
Ante un Salón de Honor repleto de sus alumnos y amigos, Guacolda entró entre aplausos espontáneos de una concurrencia emocionada ante el temple y la dignidad de una persona que arrastra un siglo de vida con tanto decoro.
Ese "pago de Chile" al que habitualmente recurrimos como muestra de nuestra miseria, cuando olvidamos la debida gratitud que debemos a quienes nos hacen el bien desinteresadamente, en esta ocasión quedó aparte frente a las muestras de cariño y aprecio que sus antiguos camaradas en la ahora Universidad de Chile y la USACH le dieron con alegria.

Su trayectoria.
A continuación transcribo parte de sus antecedentes personales según lo preparo su hijo Fernando Escobar Antoine.
Nace en Santiago el 11 de abril de 1908.

Su padre, Fernando, nació en Burdeos, Francia.

Su madre, Minerva, nació en Florencia, Italia.

Ambos llegan a Chile como niños de corta edad, hacia fines del siglo XIX, con sus respectivas familias, que emigran de Francia e Italia

Termina sus humanidades en diciembre de 1923. en el Liceo de Aplicación.

En 1924 ingresa al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. En 1926 empieza a dar sus primeras clases particulares de matemáticas, con lo que ayuda al sustento de su familia, que ya congrega a siete hermanos

Se recibe de profesora de Matemáticas y Física en junio de 1928, a los 20 años, con un trabajo de tesis sobre algunos tópicos sobre Resoluciones de Ecuaciones diferenciales y su implementación como nueva asignatura en las carreras de Pedagogía e Ingeniería, Es parte de un equipo de investigación, que conforma con sus profesores Enrique Froemel, Genaro Moreno, Carlos Videla.

A partir de 1928 es nombrada profesora del Liceo Lastarria, actividad que desempeñará durante 30 años. Al mismo tiempo, se la nombra profesora en el Instituto Superior de Comercio, donde ejerce hasta el año 1931. Su inquietud la lleva a rendir al mismo tiempo los cursos que el Instituto entrega en la carrera e actuario, obteniendo el título de Actuario el año 1929

En 1929 es nombrada también profesora ayudante en el Instituto Pedagógico, dando clases de varias asignaturas de 3er año y posteriormente asignaturas de otros niveles, desarrollándose con más continuidad en las asignaturas de Geometría Analítica y Geometría.

En 1933 se la nombra profesora auxiliar. Deben pasar varios años para que en la antigua Universidad de Chile se concrete su designación como profesora titular de cátedra, en consonancia con sus méritos reconocidos largamente por profesores y alumnos; sólo en 1954 es designada profesora titular de cátedra en la Facultad De Filosofía y Educación de la Universidad de Chile, de de la cual dependía el Instituto Pedagógico

La década de los 40 representa su consolidación como profesora: varias promociones de lastarrinos han recibido el influjo de su actividad docente que, en muchos casos, los ha influido poderosamente en las decisiones a tomar respecto de sus estudios futuros. También varias promociones la han tenido como maestra en el Pedagógico y se han transformado en sus colegas. Su calidad docente se hace conocida en variados ámbitos sociales y es así como es requerida para dar clases particulares, entre otros por variados personajes públicos para completar su formación matemática o para asegurar una formación adecuada de sus hijos.

En 1944 contrae matrimonio con el profesor del Liceo Lastarria y abogado, Arcadio Escobar. En 1946 y 1948 nacen sus hijos Fernando y Alvaro.

En 1947 es nombrada profesora en la Escuela de Ingenieros Industriales (perteneciente a partir de 1953 de la recién creada UTE).

En 1953 se suma al grupo de profesores que, bajo la dirección de don Alejandro Tarragó, ha iniciado pocos años antes la puesta en marcha del Colegio Kent School

Llamada a tomar pruebas de bachillerato, pasa a formar parte de la Comisión de Bachillerato en Matemáticas

En este período, junto a la actividad de clases en la Universidad de Chile, en la Universidad Técnica, en el Liceo Lastarria (que deja en 1958), en el Kent School, desarrolla una intensa actividad de dirección de Memorias y Seminarios de título, especialmente en relación a los nuevos métodos de la enseñanza de las matemáticas en la educación media.

Conjuntamente con la actividad docente, asume responsabilidades directivas en la Universidad Técnica y en la Universidad de Chile. En la primera, se desempeña como Secretaria del consejo Docente de Matemáticas, Física y Química entre los años 1954 y 1958; es elegida Presidente del mismo Consejo Docente (cargo equivalente al decano de facultad de la universidad de Chile) para el período 1958-1962. En la Universidad de Chile, es Jefe del departamento de Matemáticas de la Facultad de Filosofía y educación en 1959 y después entre 1960 y 1962.

En 1960 es designada Jefe de la Comisión de Bachillerato en Matemáticas, responsabilidad que sirve hasta 1965.

Inicia, junto a un grupo de colegas, una actividad intensa de perfeccionamiento de profesores en el Centro de profesores de matemáticas y Física de Santiago, donde es elegida Presidente para el período 1960-1963.

Le corresponde ser delegada de la UTE ante el Congreso de Universidades latinoamericanas, realizado en Buenos aires en 1957. delegada de las Universidades chilenas en Comisión elaboradora de Informe de la enseñanza científica en 1960.

Invitada por los Gobiernos de la República Federal Alemana y de Francia para visitar Universidades, centros de enseñanza industrial y otros establecimientos educacionales en 1962.

A fines de 1962, jubila de todos sus cargos al haber cumplido 35 años de servicio. Sin embargo, si bien cronológicamente cumplía con los años de entrega que llaman a un merecido descanso, el retiro de la actividad docente estaba en abierta contradicción con lo que su espíritu, su vocación y su capacidad de trabajo le impulsaban a realizar.

No es capaz de soportar el retiro. Sigue dictando clases en el Kent School. El año 1963 la Universidad de Chile la distingue designándola Profesora Extraordinaria de la Facultad de Filosofía y Educación, con lo cual vuelve a dar clases en el Instituto Pedagógico, empezando un período de mucha actividad, que incluye la dictación de clases de matemáticas en la Escuela de Psicología de la Universidad de Chile.

Entre 1963 y 1968 es jefe del departamento de matemáticas de la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile.

Nuevamente es elegida Presidente del Centro de Profesores de Matemáticas y Física de santiago, cargo que desempeña entre 1964 y 1973, lo cual significa seguir encabezando un esfuerzo importante en el perfeccionamiento de los profesores. Seminarios, encuentros y convenciones marcan este período y un nuevo nivel de cooperación desde instituciones y gobiernos de otros países, como el Gobierno de Francia.

En conjunto con la profesora María Lara corona con éxito un esfuerzo de divulgación de la enseñanza delas Matemáticas modernas hacia padres y apoderados, con la publicación del libro “Nuevas Matemáticas para los padres”. (Editorial Universitaria).

Desde 1972 hasta 1980 ejerce la docencia en la Universidad de Chile como profesora dela facultad de Ciencias, al mismo tiempo que continúa dando clases en el Kent School hasta el año 1985. Ese año termina formalmente su carrera docente. Hasta hace muy pocos años entrega ayuda docente a estudiantes y profesores que entre familiares y amistades le requieren su asistencia.

En 1992 es postulada al Premio Nacional de Educación.

En el añ0 2000, con motivo de la celebración del Día de la Mujer, la Agrupación de Mujeres Ingenieros la distingue como profesional distinguida, junto a Elena Caffarena (abogado, figura emblemática en la defensa de los derechos de la mujer) y a la ingeniero Violeta de la Cruz

Gran lectora hasta el día de hoy, mantiene un nivel de actividad bastante alto para una persona de su edad, combinando sus lecturas con pequeñas caminatas. Asiste dos veces por semana a sus clases de gimnasia buchú, participa en las actividades del adulto mayor (Casa de todos de Ñuñoa), va a conciertos, cine y diversas actividades sociales.
Las fotografías.
La foto actual fue tomada por el autor con una TREO 650. La foto antigua alude a una Reunión de la Sociedad Chilena de Física (SOCHIFÍ) en la Universidad Técnica Federico Santa María (USM) Valparaíso en 1961. Guacolda es la quinta de izquierda a derecha sentada en la primera fila. Fuente:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

Exigencias y desafíos a los investigadores en comunicación