La "Guaco" de nuevo, esta vez en El Mercurio




Lunes 16 de junio de 2008

Guacolda Antoine Lazzerini, académica de 100 años:
"Como profesora se recibe cariño toda la vida"
La destacada maestra de matemáticas, que ejerció por casi 60 años, hoy se dedica a hacer Sudokus y practica gimnasia Wuchú.




Guacolda Antoine Lazzerini (100 años) aún no cumplía los 15 cuando aceptó hacerles por un mes clases de matemáticas a sus compañeras, debido a la ausencia del profesor.

Era la alumna más aventajada y no lo pensó dos veces cuando se lo solicitó la directora del Liceo de Aplicación. "Así supe que me gustaba hacer clases".

Con una extensa trayectoria en diversos establecimientos, como el Liceo Lastarria, el Instituto Pedagógico, la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile y la ex Universidad Técnica, entre otros, ha formado a cientos de alumnos por casi 60 años.

El escritor Enrique Lafourcade, el empresario Arturo Matte Larraín y el médico Gerardo Suárez, entre otros, han sido destacados alumnos, algunos de los cuales la saludaron cuando cumplió en abril los 100 años de vida, oportunidad en la que recibió la Medalla al Mérito Científico que otorga la Usach.

"Como profesora, se recibe cariño toda la vida. Es impresionante cómo en el contacto con los jóvenes se entregan muchas enseñanzas, pero se recibe mucho más. Eso da seguridad y confianza", cuenta recordando sus años de maestra.

Tiempos que muchas veces fueron difíciles. En 1928 fue postulada para hacer clases en la Escuela de Artes y Oficios, pero no fue admitida por ser mujer.

"Mi experiencia, en general, fue muy buena, ya que me gustaban las clases. Ponía toda mi disposición, siempre tranquila y con una sonrisa en la cara".

Sus últimas clases las hizo en 1985 en el colegio Kent School, donde se educaron sus hijos Fernando y Álvaro.

En la actualidad, retirada de las aulas, observa los últimos acontecimientos de la educación con preocupación. "Veo a los alumnos muy inquietos, deseosos de un cambio radical. Veo también buenas intenciones, pero de verdad espero que la situación mejore para que la educación se proyecte"

Hoy dedica sus tardes libres a hacer Sudokus y practica gimnasia Wuchú, con ejercicios respiratorios y elongaciones. "También me gusta enseñarles a mis nietos matemáticas", cuenta.

Pueden ver la nota y su fotografía en
http://diario.elmercurio.com/2008/06/16/vida_y_salud/mas/noticias/B226A239-37C5-45AD-A28B-0B2FA0B20952.htm?id={B226A239-37C5-45AD-A28B-0B2FA0B20952}

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

Exigencias y desafíos a los investigadores en comunicación