MECENAZGO E INNOVACION UNIVERSITARIA.

La buena noticia del mecenazgo privado de la semana es la renovada alianza entre la P. Universidad Católica de Chile y el grupo Angelini que planean construir en conjunto, en los terrenos que la UC tiene en el Campus San Joaquín un edificio de 13 pisos y 9 mil metros cuadrados dedicado a empresas nacionales e internacionales para que desarrollen proyectos innovadores. Vinculará a académicos con otras áreas productivas. Será una especie de "Sillicon Valley" que pretende convertirse en referente en América Latina. El empresario Roberto Angelini y el rector Ignacio Sánchez han anunciado por la prensa (EL Mercurio) el interés por “formar un gran centro para la innovación en el que se incorporen empresas de distintos rubros y puedan desarrollar aquí sus proyectos e incluso trasladar sus centros de Investigación y Desarrollo (I+D)”. La alianza entre la UC y el grupo Angelini no es nueva. A través de la Fundación Copec UC ambas instituciones han fomentado en conjunto, durante 10 años, el desarrollo de la investigación en recursos naturales. El propio rector Sánchez señalaba hace un tiempo atrás su reconocimiento al valor que la filantropía empresarial tiene el desarrollo de las universidades. Para aquellas instituciones de educación superior que están comprometidas con la investigación, la creación de nuevo conocimiento en todas las áreas del saber, y su implementación para un desarrollo integral y equilibrado del país, el poder contar con fuentes adicionales de recursos que vengan a suplementar los aportes del estado, es materia de relevancia estratégica. Como se sabe, actualmente en Chile, el esfuerzo del gasto en educación superior recae principalmente en las familias, a través del pago de elevados aranceles. Aunque el Estado colabora con financiamiento de becas y créditos, y también con aporte directo a algunas áreas, no es suficiente si a lo que se aspira es a tener universidades de clase mundial. “Para eso se requieren recursos que permitan implementar planes de desarrollo de gran nivel, de una magnitud diferente a lo considerado hasta ahora. Estos proyectos deben concretarse en las artes, humanidades, ciencias y tecnología, y pueden ser claves en el desarrollo armónico del país y para superar la pobreza que afecta a una proporción significativa de nuestra población”, señalaba en la ocasión el rector Ignacio Sánchez. Mejores leyes de mecenazgo Uno de los mecanismos posibles es el estímulo declarado a través de leyes de fomento a la filantropía corporativa y personal. No es raro que en diferentes países la entrega de recursos económicos, trabajo, tiempo y dedicación para aportar a la construcción de un mundo mejor motivado por un sentido de gratitud, de altruismo, o para apoyar la misión de una institución, tenga a las universidades como depositario de la contribución privada. “La educación ha sido un gran foco de donaciones en el pasado y en la actualidad, tanto en nuestro país como en el extranjero, ya que hay un consenso de que es la mejor palanca de desarrollo de la sociedad”. La filantropía es un tema de gran relevancia para el desarrollo de las universidades. Las donaciones van a permitir el crecimiento y el desarrollo de proyectos que nos acercan a universidades de clase mundial y van a traer importantes beneficios para el país y sus habitantes, menciona el rector. En la misma línea, el ministro español de Educación, Ángel Gabilondo, consideraba hace unos meses que es necesario contar con leyes de mecenazgo que animen a las empresas a hacer aportaciones a la educación superior. Gabilondo sugirió que para consolidar la participación de la sociedad se deben modificar las leyes de mecenazgo para que de esta forma "se valore y potencie a quienes dedican esfuerzos económicos a la cultura o la educación". “La participación de la sociedad debe ser mayor, no solo en la financiación sino en todos los sentidos", dijo el ministro español. Lo interesante del caso de la UC es que vinculará los aportes privados al estímulo de la innovación entre los investigadores universitarios, una materia en la que aún estamos al debe, comparando nuestros aportes al sector con los de otras naciones del subcontinente. Las Universidades del Estado debiesen reclamar, que junto con el aporte del estado, podrían existir normas que hagan aún mas explicito el interés del país porque sea la sociedad entera (empresas, personas y sociedad civil) la que se preocupe por el financiamiento de sus instituciones de educación superior. No podemos dejar el financiamiento de la ciencia, la cultura y las artes sólo en la posibilidad de contar con recursos del erario, sino se intenta el menos con una visión de sustentabilidad en el tiempo, allegar recursos de fuentes distintas. El ejemplo de la UC es una iniciativa digna de imitar. Fuentes. Pardo, G., & Ohlbaum, P. (2011, 5 de junio de 2011). El gran centro para la Innovación que preparan en conjunto el grupo Angelini y la Universidad Católica. El Mercurio. (también la fotografía) Sánchez, I. (2011, 11/04/2011). Filantropía y desarrollo de las universidades. El Mercurio. Redacción. (2010). Gabilondo reclama nueva ley de mecenazgo para favorecer ayudas a universidad. Eldiariomontanes.es. Retrieved from http://www.eldiariomontanes.es/agencias/20100531/mas-actualidad/sociedad/gabilondo-reclama-nueva-mecenazgo-para_201005312109.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

Exigencias y desafíos a los investigadores en comunicación