Las Políticas culturales de Alemania, desde la República de Weimar hasta hoy en día. (por Maria Johanna Birkmeir)

María Johanna es una joven estudiante de Estudios Europeos en la Universidad de Baviera, quien ha realizado un semestre de intercambio en la Escuela de Periodismo de la Usach. Como hay poca información sobre este tema en castellano, la hemos invitado a compartir el blog esperando que estos antecedentes puedan ser útiles. Ha respetado la versión original de su informe final en el seminario de Historia de la Cultura que ha seguido bajo mi dirección (NdelE)

1. Introducción
Ihr wisst, auf unsern deutschen Bühnen Probiert ein jeder was er mag; Drum schonet mir an diesem Tag Prospekte nicht und nicht Maschinen.“ J. W. von Goethe, Faust, Vorspiel "Bien lo sabéis, en nuestras escenas alemanas hace cada uno lo que puede; no me escaseéis, ni las decoraciones ni la maquinaria" J.W. von Goethe, Fausto

Qué caracteriza las políticas culturales de Alemania? En este país que se gustaba en el papel de ser “Land der der Dichter und Denker” (país de los poemas y pensadores) antes de transformarse en el país de los “Richter und Henker” (juzgadores y verdugos) y por ende una democracia federal, la relación entre gobierno y cultura tiene una historia única que ayuda comprender mejor la situación actual.

La cita de entrada de uno de los más famosos representantes de la cultura y literatura de Alemania, Johann Wolfgang von Goethe, muestra en una manera bien concreta la relación de cultura y económica, que al fin es la pregunta central de las políticas culturales en general: Cómo elegir lo que merece ser subvencionado? Cómo promocionarlo? Durante la época de Goethe, quien nació en 1749 en Frankfurth am Main y murió en 1832 en Weimar, la subvención cultural se basó en el concepto de mecenazgo. Las poetas, pintores, escultores y actores, en breve: los artistas (que antes del concepto de “genio” desarrollado por Goethe y otros poetas y escritores durante la época de romanticismo fueron más tratados de artesanas) fueron dependientes de la iglesia o personas privadas. Además, durante el siglo 19 ya no existía una nación alemán, pero muchos estados pequeños organizados en estructuras monarquitas.

Así que por ejemplo el poeta, novelista y dramaturgo Johann Wolfgang von Goethe fue empleado del príncipe heredero Carlos Augusto en la Corte de Weimar, con la ventaja de tener un ingreso regular pero también con la obligación de producir obras de arte del agrado del mecenas. En esta misma ciudad la Asamblea Nacional proclamó casi un siglo después del fallecimiento de Goethe la nueva constitución del primer gobierno democrático de Alemania, la República Weimar, que fue aprobada el 31 de julio y entró en vigor el 11 de agosto de 1919.

El siguiente ensayo trata de resumir el desarrollo de las políticas culturales desde la República Weimar hasta hoy en día, enfocándose en las características y fechas más marcadas.

2.1. La República Weimar (1918 – 1933)
El primer intento de establecer un gobierno democrático alemán fue la fundación de la República Weimar en 1918. Políticamente, éste gobierno tuvo gran déficits: Después de haber perdido la Primera Guerra Mundial, el estado fue confrontado con las condiciones fuertes del tratado de Versailles , un desempleo alto y una población insatisfecho. Al frente de esta situación políticamente problemático, hubo una vida cultural y artística muy desarrollada durante los años 1920 en Alemania. Nuevos estilos artísticos como el Bauhaus, el expresionismo o el surrealismo se fomaron, y influencias culturales de sore todo de Francía y los Estados Unidos enriqueron la producción artistica. En 1920, se fundó el departamento cultural dentro el Ministerio de Relaciones Exteriores. El hecho, que la administración cultural de estado fue parte de las politicas exteriores, es muy importante porque expresa la significacia de la cultura en la República Weimar: Más que ocuparse de la educación cultural popular o del fomamiento de los artes, el estado declaró la cultura como medio de representación en el campo de relaciones internacionales. Eso fue también causada por la Primera Guerra Mundial, que resultaba en una mayor necesidad de presentar Alemania positivamente a fuera. Aparte de las políticas culturales del gobierno Weimar se formaron iniciativas privadas culturales, entro otros asociaciones que tuvieron características y objetivos nacional-socialistas.

El hecho más emblemáticos es el de la asociación “Kampfbund für Deutsche Kultur” (Unión de lucha para la cultura alemana), fundado en 1928 de Alfred Rosenberg, uno de los ideólogos más influyentes del régimen nacionalsocialista. Éste asociación puede ser considerada la primera organización política-cultural de los Nazis y en 1934 también fue integrado en la estructura estatal de la dictadura del partido NSDAP, se dedicó al antisemitismo y la formación de una cultura alemana según las ideas racistas y nacionalistas.

Alfred Rosenberg combatía sobre todo la cultura del estilo moderno y experimental (como el dadaísmo, Neue Sachlichkeit o expresionismo) y los influencias culturales de los Estados Unidos como la música Jazz. (Eso también se expresó más tarde en la exhibición “Entartete Kunst”, para más información consulta 2.2.1)


2.2.1. Políticas Culturales durante el Fascismo en Alemania (1933-1945) „In der Praxis gab es kaum einen Unterschied zwischen NS-Kunst und Kunstpolitik. Auseinandersetzungen über kunsttheoretische Fragen oder die Autonomie der Kunst waren bei den Nationalsozialisten unerwünscht. Das Kunstschaffen hatte im Dienste von Staat, Volk und Rasse zu stehen. Einigkeit in der Kunstpolitik des NS-Staates herrschte in der Forderung nach radikaler "Arisierung" des deutschen Kulturschaffens und konsequenter Diffamierung alles Jüdischen als "rassisch entartet". Darüber hinaus erfolgte eine Verdammung der modernen Kunst zugunsten der traditionellen akademischen Genremalerei im Stil des späten 19. Jahrhunderts. Intensive Beachtung schenke man vor allem der Bildenden Kunst (insbesondere Architektur und Bildhauerei) und den oft zu Propagandazwecken mißbrauchten neuen Medien Film und Rundfunk.“

 En la práctica casi no hubo una diferencia entre la arte nacionalsocialista y las políticas culturales. Discusiones sobre asuntos teórico-culturales o la autonomía de las artes fueron indeseados por el gobierno Nazi. La producción de arte debería ser empleado por favor del estado, la nación y la raza. Hubo unanimidad en las politicas culturales del estado nacionalsocialista con respecto a la demanda de radicalmente “ariarizar” la producción de arte en Alemania y consequentmente difamar a todo judío como “racialmente degenerado”. Además, hubo una condenación de las artes modernas enfrente una pintura de género tradicionalista y academica del estilo del estilo del siglo 19. Sobre todo, una ateción especial hubo para las artes plásticas (especialmente arquitectura y espcultura) y los medias nuevas como TV la radio. La situación de los artistas en Alemania durante el tiempo de la dictadura se entiende mediante un concepto básico de la politica nacionalsocialista: “Gleichschaltung”. Éste término se puede traducir como sincronización (también hacer igual o nazificación) y describe el proceso mediante el cual la Alemania nazi estableció sucesivamente un sistema de control totalitario sobre el individuo, así como una estrecha coordinación de todos los aspectos de la sociedad.

Por lo tanto, también el sector de las artes, la cultura, literatura, música etc. fueron sometido al control del régimen. En efecto, el 22 de septiembre se constituyó una nueva institución gobernemental llamado “Reichskulturkammer” con la presidencia del ministro de propaganda Joseph Goebbels. Este equiparación de cultura y propaganda politica muestra claramente el fondo de las politicas culturales en el Tercer Reich. En general, la construcción de cada identidad nacional, como ideología, se basa en dos principios: La inclusión y la exclusión. Para definir a si mismo, hay que establecer en el sentido positivo un canon de características propias, que también ayuda a formar una dinámica grupal y un sentimiento de unidad y fuerza. Pero eso también significa en el sentido negativo que hay personas, elementos, asuntos etc.que no forman parte de este concepto de identidad, que estan considerados extraño, incluso una amenaza. Así, también Adolf Hitler recurrió por el desrollo du su idea de una “identidad nacional de la raza aria” a la inclusíon de elementos culturales deseados y la exclusión de elementos hostiles. Aun vez al tratar de analizar todo el mecanismo de propaganda del regimen Nazi, que instrumentalizó las artes para transmitir este concepto nacionalista-racista, este trabajo se enfoca en un ejemplo concreto de las políticas culturales de los Nazis: Una exhibición de arte organziado por el regimen, llamado: “Entartete Kunst”.

2.2.2. La exhibición “Entartete Kunst” Se trata de un ejemplo típico de éste proceso de “limpieza cultural” que fue parte del programa politica de los Nazis y al mismo tiempo el primer paso en el camino de “Gleichschaltung”: La eliminación de elementos culturales no deseados, no conformes con el concepto de cultura nacionalsocialista. El 18 y 19 de julio en 1937, cuatro años después de que los Nazis habienda alcanzado el poder en Alemania, se abrieron dos exhibiciones muy diferentes en Munich: La “Große Deutsche Kunstausstellung” (Gran Exhibición de Arte Alemán) y la exhibición “Entartete Kunst” (Arte Degenerado). Ambos exhibiciones mostraban cuadros y obras de arte plásticos.

El concepto fue un enfrentamiento de lo que la propaganda nacionalsocialista declaraba como arte propio y estético y los obras difamados de estilos modernos, mostrados en la exhibition “Entartete Kunst”, que consistió de obras confiscadas. Las obras estigmatizandos como “entartet” fueron sobre todo pinturas de estilo dadaismo, futurismo, expresionismo etc, algunos también pintados por artistas de origen judico. El rechazo y odio del régimen Nazi se explica como una forma de populismo – a la mayoría de la población no les gustó el arte moderno (que también tuvo un impetu elitario y de bohemía) , así que hubo mucha aprobación por este exhibición de lúdico. Además se puede considerar como acto de venganza personal de Adolf Hitler, su mismo un pintor muy poco exitoso, contra el establishment cultural. A partir de este evento, se podrían notar muchas otros ejemplos para esta metodología de manipulación cultural, como las peliculas de propaganda de Leni Riefenstahl hechos por orden del regimen o, por otro lado, la incineración de libros escritos j por autores judíos o de oposición como Erich Kästner, Hermann Hesse, Oskar Maria Graf o Heinrich Heine.

2.3. Situación posterior a la Segunda Guerra Mundial (1945-1990) en la Alemania Occidental
Las primeras elecciónes libres después de la era Nazi en el Sector de la Alemania Occidental se llevaron a cabo el 14 de agosto de 1949. El primer Canciller de la nueva república federal de Alemanía fue Konrad Adenauer, quien formó una coalición con el CDU/CSU (los partidos cristiano-demcraticos), la FDP (el partido demoractico-liberal) y la Partida Nacional DP. Con la experiencia del abuso de los artes y la cultura para objetos de propaganda durante el Regimen de los Nazis, el nuevo gobierno aleman comenzó sus politicas culturales en una manera muy mesurado.
La primera prioridad fue de desligarse de los conceptos rasistas del programa cultural durante el Tercer Reich. Para evitar cada impresion de manipulación de cultura, el gobierno limitó sus acciones generalmente en la materia de administrar asuntos culturales. Según el reporte de Dr. Otto Singer (Singer:2003), esta retención también se expresa en la constitución aleman (que despues de la reunión también es la constitución de la Républica Federal de Alemania, RFA). La Ley Fundamental para la República Federal de Alemania (en alemán “Grundgesetz für die Bundesrepublik Deutschland”) es el nombre de la Constitución promulgada el 23 de mayo de 1949 para Alemania Occidental. Con respecto al fomenta de cultura, el “Grundgesetz” define tres principios basicos: “Historisch gewachsen und verfassungsrechtlich bestätigt, ist Kulturpolitik und Kulturförderung in Deutschland ausgerichtet an den Prinzipien Dezentralität, Subsidiarität und Pluralität.”
Estos conceptos de decentralización, subsidiaridad y pluralidad son hasta hoy en día el hilo conductor de las politicas culturales en Alemania, aunque se transformaron durante los decadas siguientes. Así comenzó una phase de la politíca cultural en Alemanía despues de la Segunda Guerra Mundial, que duraba desde 1950 hasta 1966, que se concentraba en el fomenta y restauración cultural (el concepto de “Kulturpflege”). Aunque ya en estos primeros años ya se notaba la predominancia de los municipios, que se ocuparon de la reconstrucción de los sitios culturales (teatros, museos, bibiotécas) destruidos durante la guerra: “Faktisch war die Kulturpolitik im engeren Sinne schon damals Aufgabe der Kommunen, die diese vor allem wahrnahmen, indem sie die kriegszerstörten Einrichtungen der Kunst- und Kulturpflege, die Theater, Museen und Bibliotheken wieder aufbauten.

Pasando revista a esta epoca, se nota una tendencia tradicional y conservador en las politicas culturales como en la sociedad en general.
A la vez de experimentar o abrirse para nuevas tendencias de arte o de vida, se hizo un esfuerzo de conservar y recuperar las tradiciones. Con el inicio del movimiento estudiantil en Alemanía durante los años 70, las políticias culturales como la sociedad alemana en general se cambiaron profundamente. Durante el gobierno de canciller Willy Brandt, hubo reformes profundas que aumentaron el servicio cultural y los presupuestos para actividades culturales. Los eslogans de política cultural durante este epoca fueron “Cultura para Todos” o “Cultura es un derecho ciudadano”.

Después de este boom de cultura, durante el tiempo de canciller Helmut Kohl en los años1969 hasta 1976, las políticas culturales de Alemania se transformaron de nuevo. Ahora, el gobierno liberal se enfocaba en la cultura como factor económica. Con la reunificación de los dos partes de Alemania, este aspecto de financiamento y eficiencia economica se volvío todavía más fuerte por causa de los gastos relacionados con la adhesión de la antigua República Democrática Alemana (RDA) bajo la jurisdicción de la República Federal de Alemania (RFA). En 1981, el Deutscher Kulturrat (Consejo Alemán de la cultura) fue creado como un grupo políticamente independiente de organizaciones culturales y medios de comunicación. Este grupo de trabajo en 1995 fue transferido en una asociación de interés comun. Hoy en día, el Kulturrat oficia como organización central para 234 asociaciones cultrales que se han unido en ocho secciones. Su tarea es la iniciación y continuación del discurso cultural en las politicas alemanes, la publicación de un periódico que se trata de asuntos de politicas culturales (llamado “Politik und Kultur”,se publica seis veces al año). Además el Consejo Alemán de la Cultura desde 1992 ortega anualmente personas o instiuciones que han hecho contribuciones notables a la cultura en Alemania. Desde 2004 también la revista „Politik und Kultur“ ortoga una premia para periodistas que han transmitido asuntos culturales en una mañera comprehensible al público.

2.4. Situación despues de la Segunda Guerra Mundial (1945-1990) en la Républica Democratica de Alemania (RDA) A causa de las estructuras polítcas muy diferentes en el este de Alemania, la situación de las politicas culturales después de la guerra aya se transcurrio en una mañera distinta. Aunque para este parte de Alemanía los 40 años de dictadura comunista tuvieron un gran impacto, entre los límites de este trabajo solamente se presentara una versión conjunta. La RDA estuvo gobernada entre 1949 y 1989 por el Partido Socialista Unificado de Alemania (“Sozialistische Einheitspartei Deutschlands”, SED). El SED fue producto de la absorción del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) por el Partido Comunista de Alemania (KPD) en la zona oriental controlada por la URSS. Nominalmente, el SED, junto a la organización juvenil (la FDJ), los sindicatos (FDGB) y otros partidos pequeños formaban el Frente Nacional de la Alemania Democrática. En este dictadura socialista, las politicas culturales de la RDA se enfocaron en gradualmente formar una cultura socialista-comunista, conforme con la idéologia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Eso se expresaba en la promoción de artistas idéologicamente adaptados, la censura de obras criticas hasta la persecución, la expulsión y represión de artistas de oposición: “Dass es in der DDR während der rund 40 Jahre ihres Bestehens erhebliche Spannungen zwischen Teilen der „Intelligenz“ und der herrschenden Parteibürokratie gab, die mit der Ausweisung zahlreicher Künstler und Schriftsteller ihren Höhepunkt erreichten, oft aber auch hinter den Kulissen ausgefochten wurden, ist heute bekannt.“ Después del caída del muro de Berlín, los partes alemanes se juntaron a formar un estado federal de Alemania. Así, también las políticas culturales fueron juntados, lo que causaba varías problemas.

En general, como en todos los otros sectores póliticas, el parte de Ex-RDA tuvó una infrastructura menos desarollada. Pero igualmente, en el parte ex-comunista se había formada una forma de cultura popular, basandose en compromiso voluntario de los ciudadanos. Este mañera de cultura popular hoy se mantiene como centros socioculturales, así que su impacto positivo (p.ej. para integrar personas con descapacidades o migrantes) hoy está todavía más apreciorado. Después de la reunificación el gobierno de la Alemania Occidental garantizaba en 1990 a los nuevos estados federales un supporte general también con respecto a la subvención cultural: “Die politischen Veränderungen in der DDR eröffnen neue Chancen und Wege der Zusammenarbeit auch im Kulturellen Bereich. Angesichts der notwendigen Stärkung einer dezentralen Kulturpolitik und soziokulturellen Arbeit ist die Bundesregierung bereit, durch die Förderung besonderer Modelle zur Qualifizierung und Beratung hierzu einen Beitrag zu leisten.”

2.5. La situación de las politicas culturales en Alemania hoy en día La “Bundeszentrale für politische Bildung”, el centro de estudias politicas, una institución financiado por el estadon aleman (abreviada como “bpd”) facilita informaciones para ciudadanos y los medios. En su “Handwörterbuch des politischen Systems der Bundesrepublik Deutschland”, un diccionario manual del sistema politica de la RFA, se encuentra una descripción breve de las politicas culturales actuales en Alemanía por Andreas J. Wiesand  “Für Deutschland als Bundesstaat ist in der Regel von einer selektiven Arbeitsteilung zwischen gesamtstaatlichen, regionalstaatlichen und kommunalen Instanzen auszugehen. Auf dem Gebiet der Kulturpolitik läuft sie nach landläufiger Ansicht darauf hinaus, dass hier der Bund fast nichts, die Länder dagegen beinahe alles zu sagen haben.“
Este cita subraya la división del trabajo selectivo entre gobierno nacional, estados federales y municipalidades resulta en la impresion general que en Alemanía las politicas culturales están dirigido casí imperior por los gobiernos federales. Esta colaboración entre estados federales, municipalidades y el gobierno nacional en asuntos culturales, aunque muchas veces complicado y poco efectivo, se basa en el principio de “kooperativer Kulturförderalismus” (federalismo cultural cooperativo). Así se establece una distribución de responsabilidades entre el gobierno nacional y los Bundesländer (estados federales) por un lado, pero también permite cooperaciónes entre los diferentes niveles. Efecivamente, el financiamento cultural es la tarea de los Länder y las municipalidades. Según el reporte de Singer, el 90 por ciento de los gastos en asuntos culturales están pagados por ellos. Los gastos totales de la RFA en el sector de cultura están registrados y publicados por el “Statistisches Bundesamt”, la oficina estatal de statistica. (véase el anexo) De hecho, la mayor parte del fomento y la mediación cultural está, según el principio de subsidiaridad, tarea de los administraciones municipales. Ellos se ocupen de los lugares culturales, los museos, teatros, bibliotecas y centros culturales, y no en último termino porque estos instituciónes sirven en un sentido economico cómo factores de localización, que atraen empresas. Las grandes ciudades debaten sus intereses culturales compartidas en un foro, llamado “Deutscher Städtetag” . Este institución también publica informes y ayuda sus miembros a realizar proyectos culturales. En el nivel nacional de politicas culturales, había cambios en el “Deutscher Bundestag” durante el gobierno de coalición de los sociodemócratas con el partido verde a partir de 1998: Ahora, hay el “Kulturausschuss” (comisión cultural) y un delegado estatal de asuntos culturales y mediales (“Beauftragter der Bundesregierung für Kultur und Medien”). El comisión cultural no interviene directamente en los asuntos culturales de los estados federales, pero provee las condiciones legales de entorno y se ocupe del fomenta cultural en nivel nacional. Su primer objeto es el asesoramiento de proyectos de ley y propuestas, además da consejos al “Deutscher Bundestag”.

La comisión cultural también representa a las politícas culturales de Alemanía en la Union Europea y en nivel mundial y sirve como órgano de contacto. Actualmente, el cargo de delegado estatal de asuntos culturales y mediales, “Beauftragter der Bundesregierung für Kultur und Medien”, está ocupado al político demócrato-cristiano Bernd Neumann. Aparte de representar, promocionar y fomentar projectos culturales nacionales, pate de su cargo es la memoria nacional de las dictaduras en Alemania. Las competencias de la Bundesregierung (el gobierno nacional) en la materia de politicas culturales están definidos en la constitución (“Grundgesetz”) en los articulos 32 y 87 y comprenden en general: • La politica cultural exterior • La representación de la RFA en total incluso la representación y documentación de la historia de Alemanía • La representación cultural del estado alemán en el capital de Berlin • Los asuntos de la fundación estatal “Preußischer Kulturbesitz” • La formación de la Unidad cultural de Alemania y la subvención de instituciones culturales en Alemania Oriental Sin embargo, no hay un ministerio de cultura nacional, pero existen 16 ministerios federales, los “Kultusministerien”. La coordinación de los dieciseis “Länder” con respecto a asuntos culturales está organizado por una reunión constante de los ministros de cultura de los estados federales, el KMK (“Ständige Konferenz der Kultusminister der Länder”) . Los objectivos de este organización, localizado en Berlin y Bonn, son: "Angelegenheiten der Bildungspolitik, der Hochschul- und Forschungspolitik sowie der Kulturpolitik von überregionaler Bedeutung mit dem Ziel einer gemeinsamen Meinungs- und Willensbildung und der Vertretung gemeinsamer Anliegen". Este “Ziel einer gemeinsamen Meinungs- und Willensbildung und der Vertretung gemeinsamer Anliegen “ (la tarea de formar un voluntad comun y representar juntos los asuntos compartidos) en preguntas de educación, formacion academica y cultura muchas veces no es fácil, como todas las conclusiones deben basandose en unanimidad. (Wiesand:2003) Finalmente, el gobierno nacional también se ocupe de la tarea importante de representar las politicas culturales de Alemanía a fuera.

La institución más conocida que se ocupe de la difusión de la idioma y la cultura alemana es el “Goethe-Institut” (Instituto Geoethe), que tiene el nombre del famosa poeta y dramaturgista mentionado al initio. Se trata de una institución pública que fue creado en 1951 como sucesor de la "Academia Alemana" ("Deutsche Akademie", fundada en 1925). Su primera tarea fue la de capacitar profesores de alemán como lengua extranjera en Alemania. En 2001 se fusionó con “Inter Nationes“, organismo de la Oficina de Prensa Alemana creado en 1952, y entonces fue conocido como "Goethe-Institut Inter Nationes" durante un corto período (del 2001 al 2003). Su sede central está ubicada en la ciudad de Múnich. Cuenta a principios de 2008 con 14 institutos en Alemania y 163 en el exterior. El instituto autodefine sus tres tareas principales en la mañera siguiente: • la promoción del conocimiento de la lengua alemana en el extranjero • El mantenimiento de la cooperación cultural internacional • Proporcionar una visión amplia de Alemania y proveer informaciones sobre la vida cultural, social y política de Alemania El Gothe-Institut es equivalente al Instituto Cervantes español, la Sociedad Dante Alighieri italiana, la Alliance Française francesa, o el British Council en Gran Britana. 3. Resúmen: El papel de políticas culturales de Alemania en el contexto global En el contrato de reunificación entre la RDA y la Alemania Occidental, el nuevo estado de Alemania se autodefine como “Kulturstaat” (Estado Cultural) para subrayar el impacto imenso de la cultura en formar una identidad nacional. Hoy en día, Alemania tiene un sistema de subvention cultural y politicas culturales que se base sobre todo en los decicisiones de los estados federales y municipalidades. Además, la Union Europea también influye los actividades culturales en Alemania. En comparisión con otros países del mundo, las politicas culturales de Alemania seguramente estan bien desarolladas y efficientes, además hay una debate constante sobre la definición de lo que merece ser subventionado. Sin embargo, los gastos culturales siempre arriesgan de ser considerado superfluos o innecessarios. Así, reducciones de gastos en munipalicidades muchas veces afectan centros socioculturales, bibliotecas o otras instituciones culturales. Así se explica la discrepancia entre la percepción negativa de las políticas culturales en Alemania en el enterior del país y la percepción positiva en el extranjero: „Kunst und Kultur scheinen im Wohlfahrtsstaat Deutschland insoweit eine eigentümlich schillernde Rolle zu spielen: Im internationalen Vergleich erscheinen sie als relativ hoch subventioniert, doch aus Sicht der Kunstaktiven bedroht.“ Con respecto a los ortos países de la Union Europea, las políticas culturales de Alemania tienen sus ventajas y desabilidades.

Por ejemplo, el módelo aleman no tiene una subvención tan amplia de artistas individuales ni el desarollo acelerado detodas las areas de industrias culturales como en Francía: „... Die direkte Anregung der kulturellen Produktivität, etwa durch eine umfassende individuelle Künstlerförderung, wie z.T. in Skandinavien, oder die forcierte Entwicklung aller Bereiche der Kulturwirtschaft, wie in Frankreich, gehören dagegen weniger zu den Spezialitäten deutscher Kulturpolitik.“ Por otro lado, Alemanis está conocido por sus subvenciónes culturales en otros paises. Por ejemplo, la renovación del Museo de Arte Contemporaneo (MAC) en Santiago de Chile despues del terremoto en febrero 2010 partialmente fue pagado por el gobierno aleman que hizo una donatión de 250 mil euros.

En resumen se puede decir, que las políticas culturales de Alemania desde el tiempo de Goethe se han transformado profundamente y varias veces. El fondo, al cambio quedaba el la misma debate sobre las relaciones entre cultura y financiamento estatal. Este discurso seguramente no va a terminar en una solucion enterna, al cambio está casí obligatorio para mantener los políticas culturales dinamicas y capaces, de adaptarse a cambios sociales. Tambíen el abuso y la instrumentalización de la cultura por el regimen durante el Tercer Reich y el gobierno de la RDA tienen en el caso de Alemania un aspecto positivo, porque les posibilitaron un proceso de aprendizaje. Por el futuro, las políticas culturales en Alemania estan confrontado tanto a las retos de globalización como al problema actual del crisis del euro – Así que por ende, una estrategía optimal o un resumen definitivo nunca se van a alcanzar.

5. Bibliografía Literatura: • Jutta Birmerle: Entartete Kunst: Geschichte und Gegenwart einer Ausstellung. BIS-Verlag, Oldenburg 1992 • Knoblich, Tobias. Soziokultur in Ostdeutschland, publicado en la revista Aus Politik und Zeitgeschichte, 12/2003, p. 28-34. • Ginder, Ursula A. Munich 1937: The Developement of two Pivotal Art Exhibitions, A graduate student paper for UCSB History 133C, Winter 2004, Prof. Marcuse. (http://www.history.ucsb.edu/faculty/marcuse/classes/133c/133cproj/04proj/GinderNaziArt047.htm, 09.12.2011) • Opielka, Michael. Kunst und Kultur im Wohlfahrtsstaat. Publicado en la revista Aus Politik und Zeitgeschichte, 12/2003, p. 21-27. • Ramos-Oliveira, Antonio. Historia social y política de Alemania, Ciudad de México: 1964. • Scheytt, Oliver. Künste und kulturelle Bildung als Kraftfelder der Kulturpolitik.publicado en la revista Aus Politik und Zeitgeschichte, 12/2003, p. 6-14. • Singer, Otto. Kulturpolitik und Parlament: Kulturpolitische Debatten in der Bundesrepublik Deutschland seit 1945. Wissenschaftliche Dienste im Auftrag des Bundestages, Berlin: 2003.(léase online: http://www.kulturwirtschaft.de/kulturpolitik/wp-content/uploads/2007/07/2003_10_22_kulturpolitikparlament.pdf, 11.12.2011) • Schober, Carolin. Das Auswärtige Amt und die Kunst in der Weimarer Republik. Peter Lang Verlag, Frankfurth am Main: 2004. • Wiesand, Andreas Joh. Kulturpolitik aus Handwörterbuch des politischen Systems der Bundesrepublik, Opladen: 2003. Paginas web: • Historisches Museum Berlinn/ Museo Histórico en Berlin: www.dhm.de (09.12.2011) • Ständige Kultusministerkonferenz (KMK)/ conferencia de los ministros de cultura: www.kmk.org. (09.12.2011) • Deutscher Kulturrat/Consejo Alemán de la Cultura : www.kulturrat.de (10.12.2011) • Kulturausschuss des Deutschen Bundestages/comision cultural del gobierno aleman: www.bundestag.de (08.12.2011) • http://www.kulturwirtschaft.de/kulturpolitik/ (introducción en las structuras de politican cultural en Alemania, 11.12.2011) • http://ec.europa.eu/culture/index_en.htm (la politica de cultura en la UE, 11.12.2011)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

Exigencias y desafíos a los investigadores en comunicación