¿Qué sabemos sobre la creación de público para la cultura y las artes? La generación de audiencias (audience development) como disciplina.






Por “desarrollo de audiencias”, comprendemos aquí todo aquel complejo conjunto de decisiones asumidas formalmente por los agentes culturales, para incrementar el número de receptores activos de los mensajes artísticos y la participación en actividades culturales. En este esfuerzo pueden confluir las acciones provenientes tanto del sector público como de otros actores sociales interesados en la promoción de las actividades culturales, con y sin fines de lucro, configurando un objetivo concreto de la expresión de las políticas culturales, independiente de su ámbito de generación, que no es otro que lograr un incremento en la participación cultural.
Dorothy Chansky define la 'construcción de públicos' como la 'creación de actitudes, creencias y conductas relativas a la asistencia al teatro en las mentes y los cuerpos de los espectadores actuales y de los potenciales" (Chansky, 1998). Esta construcción del público, tanto para el teatro como para las demás actividades culturales, se ubica de lleno en la arena de las políticas culturales.
Mientras  Connolly y Hinand Cady (2001) postulan que “desarrollo de públicos” significa tocar y comprometer a la gente de las comunidades locales, aumentando la cantidad o tipo de personas que participan en actividades artísticas o incrementando el nivel de participación de un público ya existente.

“Esto significa servir con mayor profundidad, tanto a nuevos públicos, como a los ya existentes. Mediante el proceso de desarrollo de públicos, las organizaciones artísticas forjan vínculos entre los individuos y las instituciones para ayudar a crear comunidades comprometidas con las artes. Para estar seguros de que estas comunidades crecerán y permanecerán dinámicas, las organizaciones en estas comunidades deben deliberadamente tratar de atender a las necesidades, problemas e inquietudes de importancia para los miembros de la comunidad” (Connolly & Hinand Cady, 2001). 
 
Formar públicos es una tarea compleja Se necesita una planificación concienzuda y una implementación integral (que no sólo incluya estrategias programáticas; sino, también, estrategias de comercialización y de desarrollo organizacional e institucional) para garantizar la eficacia de las iniciativas que pretenden el desarrollo de públicos.  


La importancia de aumentar el número de personas que participan en actividades artísticas y culturales se ha asumido como un imperativo político y profesional en numerosas naciones (Johnson, 2004c; Kawashima, 2006; Kirchberg, 1999; Sanna, 2007), corriendo casi en paralelo a lo que nosotros hemos intentado caracterizar –en el plano local- como el proceso de conformación profesional de las políticas y la gestión cultural.

Las investigaciones que se han estado realizando al menos desde los años ochenta en adelante, han intentado cuantificar el desarrollo de las audiencias, evaluando de paso la calidad de las políticas públicas y/o las estrategias de marketing cultural. Muchos de estos trabajos se hacen desde una perspectiva local. Así por ejemplo, Jacques Baillargeon (1996) ha estudiado el desarrollo de audiencias para la experiencia canadiense, mientras Dominique Pasquier (2003), ha hecho lo propio para la realidad francesa y Barbara Slavich junto a  Fabrizio Montanari (2009) para el caso italiano, evidenciando una tendencia creciente de los especialistas por el desarrollo disciplinar. ¿Entre qué coordenadas se ha dado lo que hemos venido caracterizando como “modelos para el desarrollo de audiencia”?

En países como Francia, Estados Unidos, Canadá, España, Finlandia, Holanda, Argentina, Brasil, Colombia y México, además de Chile, se han estado realizado estudios sobre el comportamiento de los públicos de disciplinas artísticas o de cierto tipo de espacios culturales, a partir de diferentes enfoques, metodologías y propósitos. Algunos de estos estudios- apuntan Jiménez y Arbaláez,  se iniciaron hace varias décadas, de tal suerte que hoy se cuenta con análisis comparativos sobre las tendencias de los comportamientos de los públicos ante disciplinas como el teatro, la danza, la ópera o el ballet. Igualmente se han analizado los públicos de las artes visuales, de los museos o del cine...

Selección de La Hora de las Audiencias,Cristian Antoine.



Foto. Galeria Palacio Versalles, Francia, 2009. Mónica Ortiz Otárola

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

CONVERSATORIO SOBRE EL APORTE DE LA CULTURA EN LA CALIDAD DE VIDA