Museos en la sociedad red. El uso de las Tic’s en la comunicación museal y los desafíos para el gestor cultural








Conferencia Inaugural en X  Curso Avanzado Internacional de Gerencia Cultural


Las Tecnologías Digitales y la Gestión Cultural. Retos y desafíos.
27, 28 y 29 junio 2013
Universidad de Oriente – Núcleo de Sucre, Venezuela







Introducción
La emergencia de la sociedad de la información, impulsada entre otros factores por un vertiginoso avance científico en el marco socioeconómico contemporáneo, globalizador y sustentado por el uso generalizado de las potentes y versátiles tecnologías de la información y la comunicación  (TIC), conlleva cambios que alcanzan todos los ámbitos de la actividad humana(Majó & Marques Graells, 2001).  Sus efectos se manifiestan de manera muy especial en las actividades laborales y en el mundo educativo, donde todo debe ser revisado: desde la razón de ser de la escuela y demás instituciones educativas, hasta la formación básica que precisamos las personas, la forma de enseñar y de aprender, las infraestructuras y los medios que utilizamos para ello, y la estructura organizativa de los centros de cultura.
La vertiente práctica de este cambio es protagonizada desde hace algunas décadas por las llamadas TIC`s acrónimo de las modernas Tecnologías de la Información y la Comunicación.  Digo modernas porque en estricto rigor también en su época lo fueron la imprenta, la linotipia, el tipógrafo, el teletipo, etc. Todas ellas tecnologías que en su momento supusieron una transformación profunda en la forma como las personas entrabamos en contacto los unos con los otros.  Sin embargo, cuando hablamos ahora de Tics, lo hacemos aludiendo a ese conjunto de técnicas basadas en protocolos digitales que se han convertido, a velocidad vertiginosa, en parte importante de nuestras vidas. Este concepto que también incluye lo que se llama “sociedad de la información”, idea que se desarrolla paralelamente a un invento que apareció en 1969: Internet. Como saben, Internet se gestó como parte de la Red de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPANET), creada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Fue concebida originalmente para comunicar los diferentes organismos públicos del país en caso de un ataque masivo. Sus principios básicos eran: ser una red descentralizada con múltiples caminos entre dos puntos y que los mensajes estuvieran divididos en partes que serían enviadas por caminos diferentes. La presencia de diversas universidades e institutos en el desarrollo del proyecto hizo que se fueran encontrando más posibilidades de intercambiar información. Posteriormente se crearon los correos electrónicos, los servicios de mensajería y las páginas web. Pero no es hasta mediados de la década de los noventa -en una etapa en que ya había dejado de ser un proyecto militar- cuando se da la verdadera explosión de Internet. Y a su alrededor todo lo que conocemos como Tecnologías de la información y comunicación. Esas que ya han cambiado al mundo.


Cada día, las 2.700 millones de personas que tienen acceso a internet "suben" 300 millones de fotos a Facebook, ven 130 millones de horas de Youtube, envían 500 millones de mensajes de 140 caracteres a través de Twitter y "pinchan" unos 2.700 millones de "Me gusta" en las actualizaciones de las redes sociales[1].Esta actividad frenética en el mundo virtual parece no tener fin, ya quese estima que en el año 2016 habrá 81 "exabytes" de tráfico de contenidos en internet cada mes, que corresponden a toda la información que podría almacenarse en unos 20.000 millones de DVD y suponen un volumen de datos 54 veces superior al que teníamos en el año 2005.
Disculpen la autorreferencia pues pondré como ejemplo lo que ocurre en mi país, pues es la realidad que su supone uno mejor conoce.
“La fuerte penetración en Chile de las nuevas tecnologías de información y comunicación es una realidad evidente y el PNUD lo confirma con cifras claras: Entre 1989 y 2004, el stock de computadores se multiplicó por 27; y en el caso de Internet, que no existía en 1989, los usuarios aumentaron de 250 mil en 1997 a casi 4,8 millones en 2004. Como resultado del impulso del mercado y de las políticas públicas, señala el PNUD, puede afirmarse que Chile entró de lleno en la era digital, se sitúa a la vanguardia de los países latinoamericanos y se acerca a los países desarrollados. En este escenario, la incorporación de las TICs plantea al país complejos desafíos en materia de acceso equitativo, conectividad, desarrollo de competencias, creación de productos y contenidos que aprovechen el potencial de estas tecnologías, entre otros. En educación, estos desafíos son particularmente claros y han motivado un conjunto de iniciativas para ir abordando las diversas tareas que requiere incorporar las TICs de manera efectiva en los procesos de aprendizaje”[2].

Un reciente informe puso en evidencia que en Chile, con unos 17 millones de personas, ya hay 20 millones de teléfonos celulares y que el segmento que más crece es el de los denominados “teléfonos inteligentes” o smartphones, protagonistas hoy por hoy de unas de las más interesantes revoluciones tecnológicas[3].  Pero Chile no es una excepción en una región atrasada tecnologicamente sino que se parece bastante a los demás países de la macro zona.
IDC Latinoamérica, la principal firma de inteligencia de mercado, servicios de consultoría y conferencias para los mercados de Tecnologías de la Información, y Telecomunicaciones, comentó que en 2013 Latinoamérica será la región con el crecimiento más rápido en el mercado de TI en el mundo[4]. Las economías latinoamericanas se están percatando que solo la innovación les permitirá superar los desafíos estructurales que afectan su competitividad exportadora frente a otras regiones emergentes; enfocándose en la innovación tecnológica y en las fuerzas de la 3ª plataforma para este año. En 2013, el gasto global superará los 2.1 trillones de dólares, 5.7% por arriba de 2012, impulsado por el crecimiento de dos dígitos en la Tercera Plataforma basada en movilidad, cómputo en la nube o cloud, Big Data y tecnologías sociales; así como por el crecimiento de los mercados emergentes. En los mercados emergentes, el gasto en TI crecerá 8.8%; es decir, poco más de $ 730 mil millones, el doble del crecimiento de los mercados desarrollados, donde ocupa el 34% del gasto total de TI, y el 51% del crecimiento total de TI.
Pero, atención, no todo lo que brilla es oro. La brecha digital aún afecta a 4.500 millones de personas, lo que significa que dos tercios de la población mundial no tienen todavía acceso a la mayor fuente de información y de datos del mundo.Persiste una gran diferencia entre los abonos de acceso fijo a internet por banda ancha en el mundo en desarrollo en comparación con los países más industrializados, donde la penetración de banda ancha fija es del 77 por ciento, frente al 31 por ciento de la población del primer grupo.
La población europea es la más conectada del mundo, con un 77 por ciento de penetración; seguida de la de América, con un 61 por ciento. Sin embargo, las regiones con menor acceso a la mayor biblioteca del mundo son Asia y el Pacífico, con un 32 por ciento de penetración, y África, donde no supera el 16 por ciento.El gran desafío de hacer desaparecer esta brecha y crear un mundo globalmente conectado deberá ser afrontado al mismo tiempo que el de mejorar una tecnología que debe dar cabida de forma progresiva a un mayor volumen de informaciones.
Reconociendo lo anterior, no es menos evidente la necesidad de hacerse cargo del hecho que pese a que falta aún mucho que avanzar en cobertura, la evolución de Internet y de las herramientas 2.0 ha supuesto la creación de nuevas  formas de interacción y comunicación, sobre todo desde la extensión masiva de las redes sociales. Se trata de un fenómeno global que nos afecta a todos por igual, incluyendo por cierto a las organizaciones y gestores culturales. De hecho, la participación a través de los medios sociales y la extensión en el uso de TICS se ha convertido en casi una demanda de los usuarios, lo que ha motivado que cada vez sean más los centros culturales que utilizan alguna herramienta de interacción social. Como bien lo afirma una conocida especialista en la materia, el uso de redes participativas por parte de los museos ha experimentado un gran crecimiento en estos últimos años (Gómez Vilches, 2011).
 
 
 
(si requiere el texto completo de esta intervención no dude en solicitarla al correo cristian.antoine@gmail.com)



[1]Dos tercios de la población mundial todavía no tienen acceso a internet | Emol.com, 16 de mayo de 2013
[2] Cfr. CONICYT. (2008). TICs para educación en Chile. Resultados del Programa TIC EDU de Fondef. Santiago: Conicyt. Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica
[3]Latinoamérica, la más costosa. A pesar de la posición de Chile como país barato en la región a nivel de telefonía celular, el estudio revela que América Latina es la región más costosa para utilizar este servicio. Un usuario promedio de esta región gasta hasta cuatro veces más que una persona en Asia Pacífico, la región con el servicio de telefonía celular más accesible y competitivo del mundo.El gasto per cápita en equipos celulares marca en Chile la cifra más alta, con US$48 por persona, seguido por Brasil, con US$43, Argentina, con US$27 y Colombia, con US$14. Por su parte, en el caso de los smartphones, nuestro país se sitúa en el último lugar, con US$10 por persona. Esta categoría está liderada por Colombia, con US$50 per cápita; Brasil con US$25, y Argentina con US$18 por persona. Estos bajos montos se debe a que la tasa de recambio de este tipo de celulares es más baja por su larga duración y alto costo. A su vez, los usuarios de smartphone son apenas el 30% del total de usuarios de celulares.Los canales más utilizados para la compra de este tipo de dispositivos son las tiendas de electrónica, que concentran el 76% de las comercializaciones. Le siguen las tiendas minoristas con un 6,8% y los hipermercados con un 6,2%. Según el estudio @soy digital, el 38,6% de los smartphones a nivel local funcionan sobre la plataforma Android, de Google. Le siguen los BlackBerrys con un 20% del mercado local y el iOS con el 14%. Symbian, el sistema operativo móvil de Nokia, tiene una cuota de mercado de 11,8%, seguido por Windows Phone con el 5,4%. Tan sólo un 10,4%, funciona con otras plataformas. 
[4]Redacción. (2013). Predicciones 2013: Latinoamerica será le región de crecimiento más rápido en el mercado de TI en el mundo, según reporte `IDC Latin American Predictions 2013'. Santiago.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

Exigencias y desafíos a los investigadores en comunicación