Comunicación, audiencias y Tic´s en los museos universitarios chilenos. El estado del arte




Foto. Museo de la Plata, Universidad Nacional de la Plata, Buenos Aires, Argentina. Noviembre 2013, foto del Autor, Samsung Galaxy Note


Antoine, C. (2013). Comunicación, audiencias y Tic´s en los museos universitarios chilenos. El estado del arte. Ponencia en 1º Congreso Latinoamericano y II Congreso Nacional de Museos Universitarios, La Plata, Argentina. Noviembre 2013

I. Presentación

Desde sus comienzos los museos han existido de diversas formas, con propósitos también diversos y para audiencias disímiles[1]. En lo que parece no haber discrepancia es en la vocación pública de estas instituciones. Los museos se deben a la comunidad, pues es a ella a la que le prestan un servicio y contribuyen a satisfacer sus necesidades.

En Chile los museos nacieron durante el siglo XIX como instituciones empeñadas en la labor civilizadora de la población, tarea que desde el Estado se asumía como carácter primario de las políticas culturales. De aquella fecha a nuestros días, la creación de museos en Chile ha sido tan constante como inestable (Trampe, 2011). Actualmente funcionan poco más de 200 museos en el país[2]. El mayor porcentaje corresponde a iniciativas locales apoyadas por las respectivas municipalidades y le siguen los 25 museos estatales dependientes de la División de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), servicio público especializado creado en 1929.  Nuestra propia base de datos ha identificado 31 museos universitarios en Chile.

En palabras de (Marco Such, 2002) con el concepto “museo universitario” no nos referimos a una tipología de museo, sino que a un término que señala su titularidad.

La vinculación museo-universidad se remonta a la Antigüedad con el Mouseion de Alejandría, tal y como la describió el geógrafo e historiador griego Estrabón, institución que reunió a los filósofos y científicos del momento. La primera acepción de museo, por tanto, tiene más que ver con el concepto actual de universidad que con lo que ahora entendemos por “museo”, como institución vinculada a unas colecciones, proveniente del Renacimiento (Alfageme González & Marín Torres, 2006).

Las universidades han estado comprometidas desde el inicio de la República en la actividad museal en el país. A decir verdad, siguiendo aquí a (Sánchez Aguilera, 2013),  incluso desde antes de la fundación de la República, pues el primer  Museo en Chile creado a propuesta de la Comisión de Educación del 22 de julio 1813 por la Junta de Gobierno, fue el de la Universidad de San Felipe, heredando la colección de la monárquica Universidad Real sostenida por España desde el siglo XVIII[3]. Así pues, la imbricación del museo y la universidad tiene una profunda raigambre histórica y aunque la palabra < haya cobrado múltiples significados a lo largo del tiempo, ha perdurado su parentesco con la erudición y la adquisición de conocimientos.

Un ejemplo de esta simbiosis se encuentra en el ámbito de los museos universitarios, creados inicialmente para fomentar la investigación y el aprendizaje en una comunidad de sabios a los que actualmente se insta a atender nuevas necesidades y a servir a nuevos públicos. Si la noción de lo que debe ser un museo ha evolucionado, lo mismo cabe decir de la idea de lo que es la universidad. Lo que a nuestro juicio no ha cambiado es el deber de comunicar a que se obliga toda institución cultural, especialmente las dependientes del ámbito universitario[4].

 

II. El proyecto Museos & Audiencias y el catastro de museos en Chile

Gracias al financiamiento recibido por el sistema nacional de la ciencia en Chile, junto a un grupo de académicos especialistas en comunicación y museólogos de Santiago, Concepción y Valparaíso hemos podido estudiar estos últimos dos años la situación de la comunicación y las audiencias en los museos chilenos.

El proyecto, aún en curso, tiene como objetivo analizar las estrategias de comunicación y gestión de audiencias que se establecen entre los museos y sus públicos reales y potenciales, en una muestra representativa de instituciones culturales de esta naturaleza en Chile, entre los años 2012 y 2014. Específicamente nos ha interesado identificar y caracterizar las estrategias de gestión de audiencias realizadas por un conjunto seleccionados de museos del país; sintetizar las percepciones dominantes que el público asistente / no asistente a los museos manifiestan del nivel de satisfacción personal / social que la institución museística en particular les reporta y esbozar un modelo general de comunicación  y gestión de audiencias museal.

Para cumplir con el propósito de identificar y caracterizar las estrategias de gestión de audiencias realizadas por un conjunto seleccionados de museos del país, el equipo de investigación consideró como prioritario poder contar con una compilación completa y actualizada de las instituciones que en el país se auto designan como “museos”.

Chile cuenta con al menos dos repositorios públicos que compilan información sobre los museos chilenos. La base de datos oficial de los museos chilenos es la contenida en la denominada Base Musa (www.basemusa.cl), un  proyecto de la Subdirección Nacional de Museos, dependiente de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), que pretende generar un catastro on-line de los museos que existen en Chile. La iniciativa de registrar a los museos chilenos nació como un proyecto financiado por Fondart, pero ya en el 2006 se convirtió en una iniciativa de la Dibam. La inscripción de un museo en la base de datos es voluntaria y depende de la iniciativa de la propia institución.

Una de sus principales ventajas es que la información va siendo actualizada secuencialmente por los propios usuarios, asegurando que la información disponible siempre sea la más actual.  En julio de 2013 la Base Musa contenía 210 registros para museos inscritos en Chile, de los cuales 23 eran museos universitarios[5].

La segunda base de datos que incluye información relevante sobre museos chilenos es la construida en el sitio web www.espaciosculturales.cl del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

En julio de 2013, el sitio del CNCA contemplaba 147 museos en el país, pero no distingue a los museos por su pertenencia o filiación institucional. Para nuestra co-investigadora Javiera Carmona (2012), la falta de exactitud y los datos aproximados e incompletos que ofrecen los catastros voluntarios de museos en Chile, como la Base Musa y el Directorio de Espacios Culturales deja en evidencia las limitaciones de los museos para lograr conectividad digital, adoptar las nuevas tecnologías, para que los gestores/directivos de estas instituciones reconozcan los beneficios de integrar una base de datos nacional y en especial asumir en términos profesionales la gestión de un museo  cuando en nuestro país no hay una tradición consolidada de formación profesional en museología/museografía y gestión patrimonial[6].

Por su parte, el Instituto Latinoamericano de Museos (ILAM), dependiente de la fundación del mismo nombre, mantiene un Directorio Digital de Museos & Parques de América Latina y el Caribe, que registra 195 museos en Chile. Tampoco distingue a los museos universitarios.

Haciéndonos cargo de este problema de no saber cuántos museos existen en Chile y cuántos de ellos son universitarios, durante el año 2012, el proyecto realizó un catastro ampliado de los museos del país.

En concreto se construyó una Base de Datos que consideró información de identificación y características generales de los museos, pero además buscó generar valor agregado a partir de un conjunto de datos relacionados con la función de comunicación de ellos[7].

La base de datos se conformó en base a la información descrita por los museos en su diferentes medios de comunicación (principalmente sus sitios web), y complementada con las encuestas recién descritas. Posteriormente, se desarrolló un trabajo de validación, para eliminar información que pudiera generar dudas o ser contradictoria. Finalmente, como muchas de las variables fueron trabajadas como preguntas abiertas, fue necesario desarrollar un proceso de categorización de las respuestas, que permitiera su codificación.

La base de datos registra 211 museos en Chile a junio de 2013, sin embargo, aún falta por verificar si algunos de aquellos museos aún existen, dado que en el proceso, se pudo ver que algunos museos que se encontraban dentro de la base de datos, eran incomunicables tanto por correo electrónico como por vía telefónica. Eso no quiere decir que los museos no existan, simplemente que no tienen recursos comunicativos que permitan el contacto con la institución o en algunos caso que el museo haya cerrado por diversos motivos o que más bien mantiene sus puertas cerradas momentáneamente.

De esos 211 museos, hemos identificado a 31 de ellos como museos universitarios.

La cifra de museos en Chile varía según la fuente que proporciona los datos.

 

Tabla n°1

Distribución de museos según base de dato consultada

 

INSTITUCIÓN
NUMERO DE MUSEOS REGISTRADOS PARA CHILE
(a julio de 2013)
CANTIDAD DE MUSEOS UNIVERSITARIOS (%)
Dibam
210
23
Proyecto Museos & Audiencias
211
31

Fuente: Elaboración propia

 

La distribución de los museos universitarios por institución de educación superior en Chile es materia de la tabla n°2 que presentamos a continuación.

 

 

Tabla n°2

Relación De Museos Universitarios En Chile En Bd M&A

 

N
MUSEO
DEPENDENCIA
1
Centro de Extensión cultural Palacio Astoreca
U Arturo Prat
2
Museo Historia Natural Jorge Tomicic
U Arturo Prat
3
Museo Padre Le Paige
U. Católica del Norte
4
Museo Geológico Humberto Fuenzalida
U. Católica del Norte
5
Museo Mineralógico de la U de Atacama
U de Atacama
6
Museo Mineralógico Ignacio Domeyko
U de La Serena
7
Museo de Arte U de Los Andes
U de los Andes
8
Museo Pedagógico
UMCE
9
Museo Arte Contemporáneo
U de Chile
10
Museo de Farmacia Prof. César Leyton
U de Chile
11
Villa cultural Huilquilemu
U Católica del Maule
12
Museo Geológico Prof. Lejoz Biró Bagoczky
U de Concepción
13
Museo de Arte Sagrado de la UCSC
U Católica de la Ssma Concepción
14
Museo Castillo San Pedro de Alcántara de Isla Mancilla
U. Austral
15
Museo Colonial Alemán de Frutillar
U Austral
16
Museo de Arte Contemporáneo de Valdivia
U Austral
17
Museo del Recuerdo
U de Magallanes
18
Museo de la Exploración R.A. Phillipi
U Austral
19
Museo Histórico y Antropológico de Valdivia Mauricio Van de Maele
U Austral
20
Museo a Cielo Abierto (MACA)
U Católica de Valparaíso
21
Museo San Luis de Alba de Cruces
U Austral
22
Museo de Arte Popular Americano Tomás Lugo
U de Chile
23
Museo Nacional de Medicina Enrique Laval
U de Chile
24
Museo de Anatomía Normal, Anatomía Comparada y Teratológico
 
 
U de Chile
25
Museo Nacional de Odontología
U de Chile
26
Museo Arqueológico San Miguel de Azapa
U de Tarapacá
27
Museo Universidad Técnica Federico Santa María
U Técnica Federico Santa María
28
Museo Virtual de la U de Atacama
U de Atacama
29
Museo de Artes Visuales de la U de Talca
U de Talca
30
Museo de la Publicidad
U Diego Portales
31
Museo Universitario de Arte Pinacoteca de la U de Concepción
U de Concepción

Fuente. Elaboración propia


De modo que los museos que dependen de universidades representan cerca del 15% del total de museos en Chile. Sin entrar en los detalles debidos, es menester recordar que existen en Chile (a marzo de 2013) un total de 25 universidades llamadas “tradicionales”, estatales o privadas con aporte estatal creadas con anterioridad a los cambios radicales que sufrió el sistema a comienzos de los años 80 del siglo pasado. Ellas conviven con otras 35 universidades “privadas” creadas a partir de la misma fecha hasta llegar a totalizar 60 universidades en el país. De los 31 museos universitarios que existen en Chile, 29 dependen de las llamadas “universidades tradicionales”  (93%) y tan solo dos de ellos (7%) de “universidades privadas”.


SI ESTÁ USTED INTERESADO EN RECIBIR UNA VERSIÓN COMPLETA DE ESTE TRABAJO NO DUDE ESCRIBIR A cristian.antoine@gmail.com  ENVIANDO SUS DATOS DE CONTACTO



[1] El primer museo organizado como institución pública fue e Ashmolean Museum de Oxford, creado en 1683. En 1713 elaboró un reglamento donde se contemplaban una serie de normas sobre su administración, elaboración de catálogos e inventarios, horas de visita y precios de entrada demostrándose se este modo la intencionalidad de apertura al público. No es sin embargo hasta 1793 cuando al inaugurar el Louvre, se asume en propiedad la idea de que el museo es para que lo visite la gente.
[2] “¿Quién sabe cuántos museos funcionan actualmente en Chile? ¿Quién puede discriminar cuáles de éstos cumplen con los requerimientos para serlo?...” las preguntas formuladas por Alan Trampe, subdirector nacional de la DIBAM, aún no tienen respuesta. Cfr. Trampe, Alan Op Cit.
[3] La Real Universidad de San Felipe fue la primera universidad del Estado de Chile, creada durante la pertenencia del actual territorio chileno al Imperio español, por el Rey Felipe V en 1738, fundada en Santiago de Chile en 1747 e iniciadas sus actividades docentes en 1758. Es la antecesora inmediata de la Universidad de Chile.
[4] Siguiendo aquí las ideas centrales de José María Desantes desarrolladas en buena parte de su extensa obra, pero en particular Desantes Guanter, J. M. (s/i). Ética de la comunicación de la ciencia. Navarra, Universidad de Navarra, Facultad de Medina, Ciencias y Farmacia.
[5] DIBAM Museos Nacionales : 3, DIBAM Subdirección de museos : 23 , Municipalidad: 55; Otro: 46; Particular: 57          
[6] Carmona, Javiera (2012) Comunicación y Museos, Apuntes para una discusión sobre el fenómeno museal de la ciudad de Valparaíso. Ponencia presentada en Simposio Internacional de Museología “Nuevas Prácticas, Nuevas Audiencias. A 40años de la Mesa de Santiago". Santiago de Chile.
[7] Se realizó un primer ejercicio de identificación de museos, basándose en grandes registro ya existentes, como la Base Musa y la del propio CNCA. Posteriormente, se complementó este listado, a través de búsquedas en internet y otro tipo de información entregada por actores con conocimiento del tema. Este proceso fue iterativo y concluyó con un número de 211 museos al 30 de julio de 2013. El procedimiento de recolección de información, en primer lugar fue a través de entrevistas telefónicas, donde se consultó a representantes del museo sobre las variables mencionadas. Como se trataba de caracterizar museos y en muchos casos no existían previamente categorías cerradas para la clasificación directa, se optó porque un número importante de variables fueran traducidas en preguntas abiertas en las entrevistas telefónicas.
De esta manera, se llevó a cabo el proceso de entrevistas telefónicas. Luego de un conjunto de intentos, se identificó un grupo de museos que no era posible contactar telefónicamente. En los casos de las regiones de Valparaíso, Bío-Bio y Metropolitana, se optó por enviar personas a que presencialmente aplicaran la encuesta de caracterización de los museos. Ello fue posible debido a la presencia de los investigadores de este proyecto en dichas regiones

 
Antoine, C. (2013). Comunicación, audiencias y Tic´s en los museos universitarios chilenos. El estado del arte. Ponencia en 1º Congreso Latinoamericano y II Congreso Nacional de Museos Universitarios, La Plata, Argentina.











 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cambios en la legislación sobre financiamiento privado a la cultura en Chile

Acceso a la cultura: La comunicación en los espacios culturales.

CONVERSATORIO SOBRE EL APORTE DE LA CULTURA EN LA CALIDAD DE VIDA